Calidad y durabilidad

Calidad y durabilidad: así fabricamos nuestras bridas y productos de acero forjado

En ULMA Advanced Forged Solutions hemos conseguido convertirnos en uno de los fabricantes líderes en el sector de las bridas y el acero forjado, además de piezas de forja especiales y otros productos forjados. El apoyo que obtenemos del esfuerzo de nuestro equipo de I+D+I nos permite ofrecer a todos nuestros clientes una gran variedad de servicios como por ejemplo la soldadura e ingeniería de producto, lo que nos permite diseñar y fabricar cualquier tipo de pieza además de ofertar las soluciones técnicas más innovadoras y competitivas bajo el cumplimiento de los estándares correspondientes.

Especialistas en bridas y productos forjados de altas prestaciones

En ULMA fabricamos bridas y productos forjados de altas prestaciones con una gran variedad de materiales como acero al carbono, acero inoxidable, dúplex – súper dúplex, inconel, titanio y demás aleaciones especiales. Las bridas y productos forjados de altas prestaciones de ULMA están diseñadas y fabricadas para resistir algunas de las condiciones más adversas que existen, ya que garantizamos su durabilidad en industrias especializadas como la del petróleo y el gas, la petroquímica, la energética y el refinado de minerales.

Cómo fabricamos nuestras bridas y productos forjados de altas prestaciones

En ULMA Advanced Forged Solutions somos especialistas en la fabricación integral de bridas y productos de acero forjado ya que abarcamos todo el proceso fabril, desde la materia prima hasta el producto final. Esta es una característica muy relevante ya que se trata de un factor vital que nos permite ser competitivos a la vez que cumplimos con todos los estándares de calidad que demandan tanto el mercado como nuestros clientes. El know-how del proceso de fabricación se convierte de esta manera en el “ser o no ser” de nuestra actividad.

Forjado

En ULMA siempre buscamos optimizar nuestros procesos, por ello diseñamos y fabricamos nuestras propias estampas para las distintas referencias que se forjan en las líneas de prensa. El proceso de forja comienza con el calentamiento de la materia prima acorde al tipo de acero, para el posterior corte del formato que trasladaremos a la prensa en la que se deformará plásticamente hasta obtener la forma deseada. En esta operación el material sufre cambios en su estructura interna a través de la aplicación de fuerzas de compresión, gracias a las que conseguimos obtener el fibrado característico del proceso de forja que repercute positivamente en las propiedades mecánicas del bruto de forja resultante.

Tratamiento térmico

En la siguiente fase, el bruto de forja es trasladado a las instalaciones de tratamiento térmico en las que sometemos al producto a fuertes cambios de temperatura capaces de alterar la estructura interna de los aceros sin modificar su composición química y conseguir así las propiedades mecánicas deseadas. Los parámetros principales en los que se basa esta actividad residen en la temperatura y el tiempo, siendo las recetas variadas según el tipo de acero y las propiedades que se quieran conseguir. Los equipos que empleamos en este proceso son principalmente hornos de gas y piscinas de agua refrigerada.

Las propiedades mecánicas del producto final se consiguen a través de los procesos de forja y tratamiento térmico y una vez finalizados, realizamos los ensayos destructivos correspondientes para asegurar la validez de las piezas antes de proceder a su mecanización.

Mecanizado

En esta tercera fase de mecanizado se obtienen las dimensiones finales de las piezas a través del arranque de viruta en operaciones de torneado y taladrado. Marcamos cada una de ellas de forma individual con la información completa exigida por los estándares establecidos para a continuación aplicarle un barniz protector contra el óxido en la superficie de aquellas piezas de material ferrifico, culminando de esta manera el proceso de fabricación.

Existe una fase final previa al envío del material en la que realizamos una serie de test no-destructivos para identificar cualquier defecto superficial o interno de la pieza, seguido de una inspección visual y dimensional. De esta manera garantizamos la calidad del producto acorde a las especificaciones técnicas que apliquen en cada caso.

Todas y cada una de las fases de nuestros procesos de fabricación garantizan tanto la trazabilidad, mediante terminales de producción de recepción y captura de datos, como la calidad, aplicando las gamas que correspondan en cada operación que ejecutamos.

NOTICIAS RELACIONADAS
Dentro de la amplia variedad de bridas forjadas que encontramos en el sector, existen  las Leer más
Existen multitud de industrias que dependen enormemente de la maquinaria y piezas que forman su Leer más
Dentro de los modelos más utilizados, se encuentra la brida de cuello de soldadura o Leer más
Los diversos proyectos de ingeniería exigen la planificación de muchas decisiones y muchos detalles; uno Leer más