Examen hisdrostático

Hydrotest: qué es un examen hidroestático y cómo se hace

En la industria gasista y petroquímica es preciso realizar un riguroso control e inspección industrial para asegurar la máxima seguridad en las instalaciones. Para ello, se realizan diversas pruebas y ensayos; los más comunes son los ensayos destructivos y no destructivos.

Ensayos destructivos y no destructivos en las industrias petroquímica y gasista

¿Qué es un ensayo no destructivo?

Un Ensayo no Destructivo (END o NDT en inglés, de las siglas nondestructive testing) es una prueba cuya finalidad es detectar posibles problemas en la superficie o el interior de las piezas.

Un ensayo no destructivo, como indica su nombre, no requiere de la destrucción de las piezas, puesto que se basa en la aplicación de fenómenos físicos como ondas electromagnéticas, acústicas, u otros métodos que no conllevan destrucción de la muestra a ensayar.

Este tipo de pruebas lleva practicándose durante décadas. Se tiene cuenta desde 1868, cuando se comenzó a trabajar con campos magnéticos y se buscaba detectar grietas superficiales en ruedas y ejes de ferrocarril.

Se en varias ramas del sector industrial: automotriz, aviación, construcción, manufactura, ingeniería nuclear, petroquímica (transporte por tuberías), otros.

Se clasifican en:

  • Superficiales: informan sobre la sanidad superficial y sub-superficial de los materiales. Se agrupan varias pruebas: VT (Inspección visual), PT (Líquidos penetrantes) y MT (Partículas magnéticas).
  • Volumétricas: informan sobre la sanidad interna de los materiales. Agrupa varias pruebas: RT (Radiografía Industrial) y UT (ultrasonido industrial).
  • De hermeticidad: informan sobre el grado en que pueden ser contenidos los fluidos en recipientes, sin que se escapen a la atmósfera o queden fuera de control. Las más comunes utilizadas en la industria del oil & gas son las pruebas de fuga, pruebas por cambio de presión.

¿Qué es un ensayo destructivo?

Los Ensayos Destructivos de materiales se utilizan para verificar las propiedades físicas, químicas y mecánicas de los materiales y garantizar que cumplen con las especificaciones del diseño elaborado por los ingenieros. A diferencia de los no destructivos, estos sí modifican las propiedades, la estructura o la geometría de las piezas examinadas, puesto que sirven para simular las condiciones que deben soportar las muestras en la vida real.

Se realiza en todos los sectores, siempre que sea importante conocer las características de los materiales. Los productos siderometalúrgicos se ensayan en su estado de uso siempre.

Pueden realizarse tanto cuando se fabrican los materiales como también más adelante en el proyecto para asegurarse de que las propiedades del material no se han alterado.

Existen varios tipos:

  • Químicos: se comprueban procedimientos como el análisis químico de los componentes o las pruebas de corrosión.
  • Físicos: se analizan fenómenos físicos como el calor, la luz o la electricidad con el fin de medir variables como punto de fusión y ebullición, el grado de conductividad térmica y eléctrica o el nivel de magnetismo.
  • Mecánicos: se somete a la probeta a fuerzas de naturaleza mecánica con una carga determinada.

En este caso, es importante que sigan los protocolos de actuación dictaminados por la normativa correspondiente a cada ámbito y material/producto.

¿Qué es el Hydrotest?

El Hydrotest o Examen Hidrostático se cataloga dentro de los primeros, como ensayo no destructivo, porque el principal objetivo no es comprobar la resistencia sino la hermeticidad de los equipos.

El Hydrotest es la prueba más común para probar la presión de tuberías y recipientes. Para ello, los recipientes (tuberías, plomería, cilindros de gas, calderas y tanques de combustible) o sistema de tuberías se llenan de agua o cualquier otro líquido que se pueda teñir para detectar de manera visual las fugas. Es decir, se somete a unas condiciones mucho más exigentes que se encontrarán durante su funcionamiento hasta comprobar que la presión interna se mantiene constante.

Ayuda a mantener los estándares de seguridad y durabilidad.

¿Para qué sirven los exámenes hidrostáticos?

Las pruebas de examen hidrostático sirven certificar la homogeneidad de los productos, ya que exponen materiales defectuosos que no se han detectado con anterioridad.

La Directiva de equipos a presión “2014/68/UE” indica la necesidad de realizar esta prueba en cualquier equipo o línea de tuberías de fabricación nueva siempre y cuando vayan a ser instaladas en el campo.

Por ejemplo, uno de los objetos más cotidianos que se somete a este tipo de pruebas son los extintores para garantizar que el material repelente del fuego no se debilita ni pierde su integridad.

En ULMA Forja la hacemos para medir el nivel de integridad de las uniones bridadas de la industria del Oil & Gas y los combustibles, y así asegurar la seguridad en las instalaciones, el medio ambiente, el agua y la naturaleza en general. Si un oleoducto o gasoducto está diseñado para funcionar a determinada presión, el test se debe realizar con anterioridad para saber si está en condiciones estructurales para soportar la presión interna.

¿Cómo se hace el Hydrotest?

El Hydrotest o Examen Hidrostático consta de varios pasos:

  • El objeto de examen se coloca en una cámara de acero simulando una instalación real en un banco de pruebas.
  • Primero se llena la tubería poco a poco calculando previamente la cantidad de agua que se necesita para llenar la línea.
  • Expulsar el aire de la línea cuando se efectúa el llenado, puesto que su presencia puede causar presiones excesivas. Para ello, se pueden instalar válvulas automáticas de expulsión de aire o ventosas.
  • Comprobar que no se excede la presión de la tubería ni de los accesorios ni los anclajes.
  • El agua a presión se bombea en el recipiente, que se expandirá forzando al aire a salir de la cámara, liberando la presión.
  • En caso de que haya pérdidas, la prueba se deberá repetir hasta que se acepte.
  • La tubería debe vaciarse por los medios apropiados, retirando el agua o líquido en los lugares apropiados que no afecten al medio ambiente.
  • Se limpiará correctamente la zona, retirando los equipos y herramientas empleados.

La duración de esta prueba alcanza las doce horas, tras las cuales debe tener una disminución máxima de presión de 0.20 bar.

En las instalaciones internas de ULMA Advanced Forged Solutions realizamos todo tipo de pruebas tanto destructivas como no destructivas para comprobar el buen estado de los materiales. También realizamos e informamos sobre la prueba de Hydrotest a aquellas bridas que se encuentran fuera de Standard y se diseña internamente con el fin de asegurar la integridad y zero fugas en la unión bridada y validar el diseño.

NOTICIAS RELACIONADAS
En ULMA Advanced Forged Solutions creemos que el crecimiento rentable y sostenible es el camino Leer más
La industria 4.0 (o cuarta revolución industrial como la están llamando algunos) ha venido para Leer más
El hierro es un mineral presente en la corteza terrestre y de cuyo uso se Leer más
La Inteligencia Artificial es un campo cada vez más investigado. Los expertos buscan el desarrollo Leer más