durometro

Ensayos no destructivos: durezas después del tratamiento térmico

En la industria es preciso realizar un riguroso control e inspección industrial para asegurar la máxima seguridad en las instalaciones. Para ello, se realizan diversas pruebas y ensayos; los más comunes son los ensayos destructivos y no destructivos.

Ensayos destructivos y no destructivos en la industria

¿Qué es un ensayo no destructivo?

Un Ensayo no Destructivo (END o NDT en inglés, de las siglas nondestructive testing) es una prueba cuya finalidad es detectar posibles problemas en la superficie o el interior de las piezas.

Un ensayo no destructivo, como indica su nombre, no requiere de la destrucción de las piezas, puesto que se basa en la aplicación de fenómenos físicos como ondas electromagnéticas, acústicas, u otros métodos que no conllevan destrucción de la muestra a ensayar.

Este tipo de pruebas lleva practicándose durante décadas. Se tiene cuenta desde 1868, cuando se comenzó a trabajar con campos magnéticos y se buscaba detectar grietas superficiales en ruedas y ejes de ferrocarril.

Se en varias ramas del sector industrial: automotriz, aviación, construcción, manufactura, ingeniería nuclear, petroquímica (transporte por tuberías), otros.

Se clasifican en:

  • Superficiales: informan sobre la sanidad superficial y sub-superficial de los materiales. Se agrupan varias pruebas: VT (Inspección visual), PT (Líquidos penetrantes) y MT (Partículas magnéticas).
  • Volumétricas: informan sobre la sanidad interna de los materiales. Agrupa varias pruebas: RT (Radiografía Industrial) y UT (ultrasonido industrial).
  • De hermeticidad: informan sobre el grado en que pueden ser contenidos los fluidos en recipientes, sin que se escapen a la atmósfera o queden fuera de control. Las más comunes utilizadas en la industria del oil & gas son las pruebas de fuga, pruebas por cambio de presión.

¿Qué es un ensayo destructivo?

Los Ensayos Destructivos de materiales se utilizan para verificar las propiedades físicas, químicas y mecánicas de los materiales y garantizar que cumplen con las especificaciones del diseño elaborado por los ingenieros. A diferencia de los no destructivos, estos sí modifican las propiedades, la estructura o la geometría de las piezas examinadas, puesto que sirven para simular las condiciones que deben soportar las muestras en la vida real.

Se realiza en todos los sectores, siempre que sea importante conocer las características de los materiales. Los productos siderometalúrgicos se ensayan en su estado de uso siempre.

Pueden realizarse tanto cuando se fabrican los materiales como también más adelante en el proyecto para asegurarse de que las propiedades del material no se han alterado.

Existen varios tipos:

  • Químicos: se comprueban procedimientos como el análisis químico de los componentes o las pruebas de corrosión.
  • Físicos: se analizan fenómenos físicos como el calor, la luz o la electricidad con el fin de medir variables como punto de fusión y ebullición, el grado de conductividad térmica y eléctrica o el nivel de magnetismo.
  • Mecánicos: se somete a la probeta a fuerzas de naturaleza mecánica con una carga determinada.

En este caso, es importante que sigan los protocolos de actuación dictaminados por la normativa correspondiente a cada ámbito y material/producto.

Ensayo no destructivo en la forja, aplicación práctica

Siguiendo la mejora en ensayos no destructivos, dentro del capítulo de durezas tras tratamiento térmico y con el objetivo de obtener una mayor fiabilidad y automatización de nuestras mediciones, ULMA Forged Solutions ha adquirido un nuevo durómetro con fresado, indentación y lectura directa en automático de la firma italiana EASYDUR para la realización ensayos de dureza en sus piezas después del tratamiento Termico. El durómetro está fabricado según normas:

EN –ISO 6508 para Rockwell

EN-ISO 6506-2 para Brinell

ASTM E10

 Y está equipado con con :

  • un puntero láser para elegir el punto de la indentación,
  • estación de fresado,
  • estación de indentación con celda de carga
  • y cámara óptica  de 2 Mpx y sitema de iluminación para medición automática de la huella brinell

El nuevo durómetro adquirido por ULMA realiza un ciclo de prueba completo (limpieza de la superficie, indentación, reconocimiento de la dureza, archivado de datos) gracias a su cabezal con fresado incorporado, lo que ofrece numerosas ventajas en términos de calidad, fiabilidad y productividad.

 La máquina tiene 3 ejes principales de movimiento del cabezal, todos automáticos y programables, para colocar el instrumento en el área por controlar, el ciclo de prueba tiene una duración de aproximadamente 1 minuto.

Al equipar la máquina con el sistema de Autoaprendizaje 4.0, se asegura la repetitividad en el proceso  además de eliminar prácticamente errores de operador.

Con esta nueva adquisición ULMA forja pretende robustecer más, si cabe, su proceso y dictamen final mediante durezas para las distintas hornadas en su sección de tratamientos térmicos.