forged parts-wind sector

El desarrollo de piezas para el sector eólico

Actualmente, se consigue energía eléctrica de diversas formas, aunque la más habitual es la obtenida a través de centrales termoeléctricas (y que son contaminantes) en las que se queman combustibles fósiles no renovables como el carbón o el petróleo.

Gracias a los avances tecnológicos y al compromiso, cada vez mayor, con el medio ambiente, se están buscando nuevas maneras de abastecer energéticamente a todos los hogares sin tener que agotar los recursos naturales: centrales hidroeléctricas, solares, eólicas o geotermoeléctricas son algunas alternativas.

¿Qué es la industria eólica?

Eólica es la energía obtenida del movimiento cinético de las masas de aire. Su función principal es la obtención de energía. Para ello, se conectan unos aerogeneradores a las redes encargadas de distribuir la energía eléctrica.

Historia del sector eólico

Pese a lo que se pudiera pensar por su terminología, la energía eólica lleva muchos siglos acompañando, ofreciendo energía y movimiento, como a los barcos. Y también regalando hermosas aventuras de sobra conocidas, como la que le sucedió a don Quijote con aquellos molinos de viento que a su parecer eran gigantes, y contra quienes luchó.

El viento como fuerza motriz se ha estudiado durante muchísimos años y, tras un descenso en su uso y popularidad, en la década de los ochenta del siglo pasado volvió a renacer de una manera mucho más moderna de la acostumbrada. En esta ocasión no se componía de estructuras de madera o bombas eólicas con aspas metálicas, sino de unas turbinas eólicas que han ido evolucionando con los años y se expandieron a muchos países.

Estas son las piezas que componen un aerogenerador

Los aerogeneradores son los protagonistas indiscutibles en la tarea de convertir la energía cinética en eléctrica. Pueden ser de eje vertical o de eje horizontal, y constan de las siguientes partes:

Partes de un aerogenerador

  • Suelo al que anclarse (en el caso de los parques eólicos deben ser espacios los suficientemente grandes para que unos aerogeneradores no choquen con otros).
  • Conexión a la red eléctrica para llegar a todos los hogares.
  • Torre que soporta el peso de la estructura y que cuenta con una escalera de acceso en su interior.
  • Góndola o nacelle, donde se alojan todos los elementos mecánicos y eléctricos del aerogenerador.
  • Generador.
  • Anemómetro que ayuda a detectar la dirección del viento y a saber si está bien posicionado para aprovechar al máximo la energía potencia, y también y a realizar mediciones.
  • Freno.
  • Transmisión.
  • Álabes o palas (normalmente tres, colocados a distintos ángulos), que toman la energía procedente del movimiento del viento y hacen rotar el buje.
  • Sistema de inclinación de pala, que las hace girar.
  • Buje, que es la pieza situada entre las palas y el eje principal y que se encarga, por lo tanto, de transmitir la fuerza del viento al interior de la góndola.

La energía cinética que llega a la parte superior del aerogenerador le proporciona a ese rotor hélice una energía mecánica que luego se transformará en eléctrica gracias a un generador al que hace girar.

¿De qué materiales se compone un aerogenerador?

Los molinos eólicos tienen una altura de entorno a 150 metros aproximadamente y un peso total que varía entre los 50 y las 60 toneladas. Para soportar un peso así y el movimiento del viento, el material con el que se construyen los componentes de un aerogenerador debe ser altamente resistente.

La mayoría de las palas son fabricadas con poliéster o resina epoxi (un polímero termoestable) reforzado con fibra de vidrio.

Sin embargo, la torre es la encargada de soportar todo el peso, por lo que normalmente suelen estar hechas de acero e incluso de hormigón. Las torres tubulares de acero se fabrican en secciones de 20-30 metros con bridas en cada uno de los extremos, que se unen con pernos.

ULMA Advanced Forged Solutions, comprometidos con el medio ambiente

Ulma Advanced Forged Solutions apuesta por un mundo sostenible desde hace varios años, por eso destina parte de sus conocimientos, recursos y tecnología en desarrollar productos destinados a las energías renovables.

Por eso desarrollamos diferentes piezas forjadas destinadas al sector eólico mediante procesos de Ring Rolling, que permite forjar aros con 3 metros de diámetro y secciones transversales, o álabes forjados. Además, también disponemos de la tecnología Close die, que permite fabricar componentes en aleaciones extremas, y contamos con el exclusivo sistema de calidad EN9100, que nos permite fabricar materiales aeroespaciales y aeronáuticos.

NOTICIAS RELACIONADAS
Algunas películas de ciencia ficción nos hacían pensar en un 2020 con coches voladores y, Leer más
Las tecnologías digitales dejan un fuerte impacto en el ámbito laboral, provocando una demanda de Leer más
La tecnología ha experimentado grandes avances en los últimos años y su presencia e importancia Leer más
La revolución tecnológica que estamos presenciando en este siglo está conllevando cambios en nuestro día Leer más