La importancia de premiar la movilidad sostenible de los empleados en la empresa

La importancia de premiar la movilidad sostenible de los trabajadores en la empresa

La contaminación es uno de los grandes enemigos de nuestra era, por ello es imprescindible que las empresas comiencen a promover nuevas medidas de trabajo entre sus empleados para paliar esta situación, sobre todo en lo que a movilidad sostenible se refiere.

Fomentar el uso de videoconferencias en lugar de reuniones presenciales, el trabajo ubicuo, mantener una jornada continua o promover el uso del transporte público y de los coches compartidos o eléctricos para ir y volver al puesto de trabajo, son solo algunas de las beneficiosas medidas que las compañías deberían comenzar a aplicar para luchar contra la contaminación asociada a los desplazamientos laborales.

Las emisiones de CO2: un grave problema para las ciudades

Los gases contaminantes de los vehículos son, en gran medida, los principales factores contaminantes que encontramos en las grandes ciudades, culpables también del conocido ‘efecto invernadero’. En la actualidad, la gran mayoría de trabajadores se desplaza en su propio vehículo de casa al trabajo y por lo general, lo hacen sin compañía.

A pesar de que las conexiones de transporte público son cada vez mejores, todavía es necesario que, tanto los gobiernos e instituciones así como las empresas, nos comprometamos a realizar mejores políticas que apoyen la movilidad sostenible. En este sentido, la Responsabilidad Social Corporativa de las compañías juega un papel crucial ya que resulta básica a la hora de concienciar a los empleados para que elijan moverse de manera sostenible e implantar medidas internas.

El valor de la concienciación

A pesar de que las compañías cuenten con una excelente política de apoyo a la movilidad sostenible, la decisión final de cómo acudir al lugar de trabajo siempre recaerá en los empleados. Lo que sí nos dará resultados si queremos que los empleados modifiquen sus hábitos es, por un lado, realizar campañas de concienciación, y por otro, comenzar a promover planes de racionalización de desplazamientos que deben realizar los trabajadores a lo largo de sus jornadas laborales, como los que explicamos a continuación:

Teletrabajo

Esta es una de las medidas más beneficiosas ya que, gracias a esta opción, las empresas logran reducir los tiempos de desplazamiento de sus empleados y evitar así más emisiones de CO2 a la atmósfera. En aquellos puestos de trabajo donde la ubicación es no es relevante para la ejecución de los proyectos, y gracias al avance de las comunicaciones, el teletrabajo fomenta la productividad de los empleados, además de aportarles mayor libertad.

Videoconferencias

El desarrollo de las nuevas tecnologías permite que las compañías mantengan su nivel de servicios sin necesitar los desplazamientos de sus empleados. Gracias a este modelo de trabajo los empleados no necesitan desplazarse, lo que implica una menor contaminación y la reducción de gastos de empresa.

Abonos de transporte

Hay ocasiones en las que el teletrabajo no es una opción viable para las empresas, por ello algunas compañías han comenzado a ofertar menos plazas de garaje a sus trabajadores para fomentar los abonos de transporte público. De esta manera, las compañías trabajan para fomentar la colaboración con los distintos grupos regionales y locales de transporte facilitando acuerdos que beneficien a todas las partes.

Uso de vehículos eléctricos

Los fabricantes de coches ya llevan mucho tiempo realizando una fuerte apuesta por sacar al mercado modelos de vehículos eléctricos más sostenibles que los actuales. Según la normativa europea, el diésel tiene los días contados y la gasolina le sigue de cerca. Por ello, las grandes ciudades ya han puesto en marcha iniciativas de colaboración para reducir sus niveles de contaminación, comenzando con los transportes públicos y la producción industrial.

Apuesta por la movilidad sostenible

Desde ULMA queremos concienciar de la importancia que tiene luchar contra la contaminación, por ello queremos fomentar en nuestros empleados el uso del transporte público, los coches eléctricos u otros medios de transporte sostenibles como bicicletas y patinetes eléctricos para acudir a sus puestos de trabajo. Todas estas iniciativas resultan de gran beneficio a la hora de ayudar a reducir la contaminación en nuestras ciudades:

  • Comparte tu vehículo con otros compañeros para compartir así los gastos de combustible y reducir la emisión de CO2 a la atmósfera.
  • Apuesta por vehículos eléctricos o de carsharing.
  • Súmate al movimiento sostenible con el uso de bicicletas o patinetes eléctricos siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan.
  • Aprovecha los abonos de transporte público para acudir a tu puesto de trabajo.
NOTICIAS RELACIONADAS
Nuestra vida cotidiana está rodeada de acero. Hay acero en nuestros coches, en las carreteras, en Leer más
El contexto actual generado por este virus es una de esas enormes evidencias que de Leer más
¿Alguna vez te has imaginado cómo serían los puestos de trabajo del futuro si nuestra Leer más
En estos momentos difíciles para tod@s, desde #ULMA, queremos seguir atendiendo las necesidades de nuestros Leer más