Personalización de productos forjados

En el ejercicio de 2005, en ULMA se abordó un plan estratégico que requería un ambicioso plan de inversiones. De esta manera, se lanzaba un proyecto que pretendía renovar la fuerza en el canal de distribución y abordar nuevos espacios de venta, como las grandes ingenierías EPC especializadas en proyectos llave en mano de grandes instalaciones del sector Oil & Gas.

A los retos tecnológicos, fabriles y logísticos se les añadieron las nuevas exigencias a cumplir de un segmento de mercado desconocido por entonces para ULMA Forja.

Dificultades en el proceso productivo de fabricación de piezas industriales

El producto demandado tiene un destino y una aplicación concretas, por lo que el suministro de material debe realizarse de acuerdo a las especificaciones que se apliquen para el proyecto en cuestión. Se tuvieron que desarrollar los sistemas de gestión para poder generar la documentación que correspondiese en cada caso, diseñar e instalar un único sistema de captura de datos en todo el proceso fabril que garantizase la trazabilidad del producto, etc.

Sin embargo, uno de los mayores cambios supuso la presencia de inspectores externos en diversas fases del proceso productivo, así como la personalización del producto conforme a las especificaciones del proyecto.

Bridas personalizadas: identificación visual y trazabilidad

Las primeras personalizaciones en la brida se realizan en máquinas de mecanizado. Es muy común que, además del marcaje estándar definido por las normas internacionales, se tenga que añadir códigos que faciliten la identificación de la brida en la instalación final. Para ello se sustituyeron los sistemas de marcaje de fricción por los de percusión, que ofrecen mucha más flexibilidad, versatilidad y agilidad para poder sellar la brida con cualquier combinación de caracteres y símbolos.

También suele existir un código de colores propio de cada proyecto aplicable por tipos de acero y producto, para evitar errores de montaje.

Esto posibilita que se puedan distinguir visualmente dos bridas aparentemente iguales en dimensiones y acabados pero distintas en propiedades mecánicas. En la zona de expediciones se pinta la raya, el punto o lo que corresponda con el color asignado a cada tipo de acero antes de que el producto se presente a la inspección final.

Embalaje personalizado según las exigencias de la cadena de suministro

Aunque en ULMA Advanced Forged Solutions tenemos nuestro propio procedimiento de embalaje que evita daños en el producto durante el transporte, suele haber que adecuarse al del cliente. El embalaje define la forma de proteger cada unidad de brida y cómo agruparlas en unidades de carga, como cajas de madera, las cuales deben ir identificadas con las correspondientes plantillas rellenadas con los datos del fabricante, producto, etc.

Este tipo de requerimientos son cada vez más frecuentes también en tarders y stockistas, ya que toda la cadena de suministro intenta adecuarse a las cada vez más exigentes especificaciones de los clientes finales.

En ULMA Advanced Forged Solutions contamos con los medios productivos y de gestión apropiados para adaptarse a las exigencias de personalización requeridas en cada momento.