Revenido: te explicamos en qué consiste este tratamiento térmico a baja temperatura

Mediante tratamientos térmicos, los materiales pueden ver modificadas sus propiedades. Uno de esos procedimientos, el que sigue al calentamiento, es el revenido. En este post te contaremos todo lo que necesitas saber.

¿Qué es el revenido?

El acero, después del temple, queda demasiado frágil, algo que se puede corregir gracias al procedimiento del revenido. El tratamiento térmico revenido es el procedimiento que sigue al calentamiento, y que consiste en calentar la pieza a una temperatura mucho inferior que la del proceso anterior para minimizar la fragilidad que presentan los materiales y reducir también las tensiones internas que se producen.

Tipos de revenido

Los revenidos se dividen, principalmente, en tres grupos:

  • Revenido a baja temperatura (entre 160 y 300 ºC). Esta temperatura es idónea para componentes de cementación en caja y los aceros para herramientas de trabajo en frío. El requisito es que la dureza esté alrededor de los 60 HRC.
  • Revenido de aceros para muelles (entre 300 y 500 ºC). Se usa en aceros para muelles o aplicaciones similares. El requisito de dureza se encuentra en torno a los 45 HRC.
  • El revenido a alta temperatura (500 ºC o más) se emplea para enfriar aceros más rápidamente y revenidos, para aceros que se vayan a utilizar como herramientas de trabajo en caliente y para acero de alta velocidad. El requisito de dureza oscila entre 300HB y 65HRC en función del material.

Beneficios del revenido

El revenido ofrece numerosas ventajas:

  • Aumenta la solidez del material.
  • Su dureza y su fragilidad se reducen.
  • El material puede modificar sus propiedades para desempeñar aplicaciones específicas.

Objetivo del revenido

El principal objetivo del temple es reducir la fragilidad que tienen los aceros a cambio de sacrificar su dureza y resistencias mecánicas. Se obtienen piezas mucho más resistentes y tenaces.  

 

 

Procedimiento de este tratamiento térmico

Como decíamos antes, el revenido es el paso siguiente al calentamiento. Conviene realizarlo cuanto antes porque, dependiendo de la geometría, el material y otra serie de factores, pueden aparecer grietas durante el temple o a posteriori, perjudicando así la calidad y la seguridad del acero. Para su procedimiento, la pieza debe estar lo suficientemente limpia y pulida como para que nos permita ver los colores del temple. Antiguamente, este proceso se realizaba en la fragua, pero los tiempos han cambiado y ahora se puede hacer también en un horno específico, que ofrece más precisión en el tratamiento térmico. En este último caso, habría que equipar la superficie del interior con gas protector para que no se oxide durante el proceso. Sin embargo, no hacerlo en la fragua implica la pérdida de la tradición.

¿A qué temperatura debe realizarse el revenido?

La temperatura de revenido es crucial y varía según la herramienta y el tipo de acero, generalmente oscilando entre 160 y 500 ºC o más, como se detalla en el libro «Tratamientos térmicos de los aceros» de José Apraiz Barreiro. Si se prolonga demasiado en el tiempo, la temperatura requerida será mayor. A continuación, se presenta una lista extraída del libro mencionado, que especifica las temperaturas recomendadas para el revenido.

TIPO HERRAMIENTA TEMPERATURA REVENIDO ºC
Muelles, resortes y flejes 350-500ºC
Sierras para madera Sierras para metal Destornilladores. Cortafríos 290-310ºC
Tijeras metal Cuchillas cepillar madera blanda Agujas Formones Tajadera para cortar en frío 280-290ºC
Hachas Azuelas Tajaderas corte en caliente 270-280ºC
Herramienta agrícola Herramienta labrar piedra Cuchillas de cepillar madera 260-270ºC
Gubias Cuchillas maderas duras Punzones Buterolas Cinceles y picos de piedra 250-260ºC
Tijeras Barrenas para rocas Brocas Cuchillos grandes dimensiones Herramientas de corte en general de grandes dimensiones que requieran flexibilidad y resistencia al choque. 240-250ºC
Herramientas mortajar hierro Cuchillas cortar papel Bocas de martillo Cuchillos grandes dimensiones Herramientas de corte en general que requieran cierta flexibilidad y resistencia al choque. 230-240ºC
Cuños de estampación Herramientas para grabar o tallar acero Cuchillos que requieran algo de flexibilidad adicional y buena retención del filo. 220-230ºC
Cuchillos duros en general con poca flexibilidad y alta retención del filo. 175-220ºC

Datos de Laboratorio de Forja (2016) – Escuela de Herreros de Toledo

Fases del revenido

El revenido se realiza en tres fases:

  • Calentamiento a una temperatura inferior a la crítica. En este primer paso se lleva la pieza a una temperatura algo inferior a la deseada. En el caso de los aceros al carbono de construcción, por ejemplo, la temperatura debe situarse entre 450 y 600 ºC, mientras que para los aceros de herramientas, la temperatura debe ser inferior, de entre 200 y 350 ºC.
  • Mantenimiento de temperatura. El siguiente paso es mantener la temperatura idónea para el material durante un periodo de tiempo para que sea homogénea en toda la pieza.
  • Enfriamiento a velocidad variable. Para solidificar el material y hacerlo más resistente, hay que enfriarlo. La velocidad a la que se haga no tiene ningún tipo de impacto en el material, siempre y cuando no se alcance su zona de fragilidad. Si el revenido llega a esta zona, habría que someter la pieza a un baño de aceite caliente a unos 150 ºC, para finalmente enfriarlo sumergiéndolo en agua o al aire libre.

Coloración del revenido

Después del forjado y el templado, la pieza se encuentra recubierta de óxido, lo que dificulta la visualización completa de los colores del revenido. Para revelar las tonalidades, es necesario limpiar la superficie con una piedra de esmeril, lija o lima tras el temple. Cuanto más pulida esté la superficie, más nítidos serán los colores. Estas tonalidades son el resultado del espesor de la capa de oxidación del material pulido, y permanecen visibles hasta que el material se vuelve a calentar.  

 

En ULMA Forja llevamos 60 años haciendo lo que mejor se nos da hacer. Creamos productos forjados de una calidad excelente que se emplean en el sector aeroespacial, naval y gasístico. Si quieres saber algo más sobre nuestros procedimientos, no lo dudes y ponte en contacto con nosotros, ¡estaremos encantados de ayudarte!